La ciudad de noche

¡Groninga es la ciudad ideal para divertirse! El centro está lleno de los típicos bares holandeses —denominados «marrones» (brown cafés) por el color madera y ahumado de su interior—, de brasseries, terrazas, restaurantes sencillos, bares y otros lugares para relajarse… ¡o para empezar la fiesta! Una noche de fiesta en Groninga no puede terminar sin la «penúltima» copa, sea a la hora que sea, ya que en esta ciudad no hay ordenanzas municipales que restrinjan el horario de cierre. 

deel deze pagina: