Ciudad de ciclistas

Una parte del centro de Groninga está cerrada al tráfico motorizado, de manera que es muy segura y cómoda para peatones y ciclistas.

La bicicleta es el medio de transporte más práctico en Groninga para trasladarse de forma rápida al trabajo, a la escuela, a la universidad o a las tiendas del centro. Los más de 145 kilómetros de carril-bici, que discurren paralelos a las arterias de circulación, convierten a Groninga en una ciudad muy accesible para los aficionados a la bicicleta.

La ciudad tiene muchos atractivos, pero sigue ofreciendo numerosos rincones desconocidos que merece la pena descubrir. Y ¿qué mejor manera de conocer esta ciudad, recientemente elegida como la Ciudad del Ciclismo de los Países Bajos, que en bicicleta?

deel deze pagina: